Menu
Semifinales de fùtsal juegos deportivos escolares Olmuè 2024.

Semif…

Villa Alemana implementa plan de mejoramiento comunal con inversión de más de 800 millones de pesos.

Villa…

Prev Next

    

                                                                                        

 

 

A+ A A-

 

Beber agua antes de tener sed, evitar salir en las horas centrales del día, utilizar ropa
con filtro UV y consumir frutas y verduras frescas, son algunos de los consejos que
recomiendan los especialistas para sobrellevar las altas temperaturas.
Diciembre de 2021.- A estas alturas del año ya se comienzan a sentir altas temperaturas,
lo que puede ocasionar una serie repercusiones especialmente en los grupos más
vulnerables, como niños, adultos mayores y mujeres embarazadas. Por ello, los
especialistas destacan la importancia de protegerse y tomar las medidas de prevención
necesarias para evitar los efectivos negativos del exceso de radiación y calor.
“El cuerpo se libera del calor principalmente a través del sudor. En ese sentido, el riesgo
está en que mientras más sudor se produce, requerimos hidratarnos mejor para lograr
mantener la temperatura corporal. Si no tomamos la suficiente agua para reponer las
pérdidas, podemos deshidratarnos”, asegura la Dra. Claudia Riveros, Nutrióloga de
RedSalud.
Y si bien el sol tiene muchos beneficios para el organismo, después de varios días de altas
temperaturas y una continua exposición, puede tener sus repercusiones. “Las altas
temperaturas pueden desencadenar síntomas como fatiga, debilidad, dolores de cabeza,
náuseas, vómitos, ansiedad, mareos, cambios de estado de ánimo, taquicardia,
somnolencia y disminución del rendimiento académico o laboral”, sostiene la especialista.
Por ello, para poder mantenernos protegidos durante estos días, es importante poner
especial foco en lo siguiente:
Alimentación e hidratación adecuada
Lo más recomendable es comer comidas frescas, aumentando el consumo de frutas y
verduras frescas. En ese sentido, Riveros indica que “debemos preferir alimentos con alta
cantidad de líquido, vitaminas, sales y fibra, como sandia, melón, frutillas, cerezas, peras,
naranjas, kiwi, entre otras frutas. Además, vegetales como el tomate, hojas verdes,
pepino, zapallo italiano, berenjenas, etc. Todos ellos deben ser incluidos en una
alimentación balanceada y ojalá aportar a lo menos cinco porciones de estos grupos de
alimentos durante el día”.
La hidratación también cumple un papel vital, por ello la especialista sostiene que se debe
evitar tomar bebidas alcohólicas o que contengan grandes cantidades de cafeína y
teofilina que favorecen la diuresis y aumentar el consumo de agua. “No se debe esperar a
tener sed para hidratarse, la recomendación para los adultos en líneas generales es
consumir de 6 a 8 vasos de líquido diario, idealmente agua, pero también se puede ingerir
infusiones de hierbas”, enfatiza.

Además, en caso de practicar actividad física en lugares donde se está muy expuesto al
sol, la nutrióloga de RedSalud sostiene que se debe “tomar líquido tanto antes, durante,
como después de su práctica, ya que el ejercicio produce la eliminación de agua y sales
minerales”
En ese sentido, sostiene que “nuestro cuerpo se puede adecuar a trabajar a horas de
mucho calor, disminuyendo la excreción de sales minerales y agua, pero esto requiere
tiempo, no es de un día para el otro, por lo que debemos tener cuidado, sobre todo
cuando estamos sometidos en forma brusca a estos cambios de temperatura”.
Elección de horarios para salir y uso de protector solar
“Frente a una exposición prolongada al sol, la piel pierde su elasticidad y favorece la
aparición de arrugas. Pero aún más grave, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de piel.
Por lo mismo, resulta primordial tomar medidas para cuidarnos, sobre todo próximos al
verano, cuando los rayos ultravioletas comienzan a ser más intensos”, comenta la Dra.
Constanza Ullrich, dermatóloga de Clínica RedSalud Vitacura.
Por ello, en las horas de calor más intenso, aconseja permanecer en casa o en lugares
frescos donde no haya exposición al sol. En el caso de aquellos que deben salir a la calle, la
dermatóloga recomienda “reducir al mínimo la exposición al sol entre las 10:00 y las 16:00
horas, especialmente al mediodía, cuando hay una máxima intensidad de radiación
ultravioleta que afecta nuestra piel”.
A lo anterior, agrega, es clave el uso de protector solar. “El protector solar debe utilizarse
todo el año y en toda la piel expuesta al aire libre, idealmente con factor sobre 30. Este se
debe usar media hora antes de la exposición solar y volver a aplicar en caso de sudor o
exposición al agua”, enfatiza.
Respecto al tipo de vestimenta “se debe privilegiar el uso de sombreros, lentes de sol,
ropa de tonos oscuros, pues los colores claros absorben menos radiación e idealmente de
telas con filtro UV”, concluye la dermatóloga de RedSalud.