Menu
En Villa Alemana,aprueban cambio de tuberías en sectores afectados por los incendios.

En Vi…

Se inauguró la 2° versión del cuadrangular "Esperanzas de Olmué 2024"

Se in…

Prev Next

                                                                       

                                                                                        

 

A+ A A-

El Omega 3 como un posible aliado para la prevención y el tratamiento del cáncer

 

Estos ácidos grasos se consideran inmunonutrientes y son comúnmente utilizados en la terapia nutricional de pacientes con cáncer debido a sus amplios efectos biológicos.

El 4 de febrero se conmemoró el Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer, una enfermedad compleja y multifactorial que afecta a millones de personas en todo el mundo. A medida que las investigaciones médicas avanzan, se han explorado diversas estrategias para prevenir y tratar esta patología, donde uno de los enfoques emergentes como posible apoyo al tratamiento podría ser el Omega 3.

Si bien estas investigaciones aún están en curso, algunos hallazgos sugieren que los ácidos grasos Omega 3 –que están muy presentes en pescados como el jurel– podrían eventualmente desempeñar un papel importante en varios tipos de cáncer, como aquellos que afectan a la próstata, colon, mama, pulmón, colorrectal, ovario, páncreas, piel y estómago.

María Trinidad Forteza, nutricionista colaboradora de la marca San José de Orizon Seafood, explica que “los omega 3 desempeñan roles esenciales en la señalización y estructura celular, y fluidez de las membranas. Además, tienen efectos antiinflamatorios y antinociceptivos, aliviando la intensidad del dolor”.

“Estos ácidos grasos son esenciales para el cuerpo humano, ya que no pueden ser producidos internamente y deben ser obtenidos a través de la alimentación. Los tipos más comunes y que entregan mayores beneficios son el ácido eicosapentaenoico (EPA) y el ácido docosahexaenoico (DHA)”, agrega la especialista.

A continuación, la experta explica algunos de los beneficios del Omega 3 que eventualmente podrían ayudar a combatir el cáncer:

Reducción de la inflamación: Se ha observado que los Omega 3 poseen propiedades antiinflamatorias, lo cual podría aliviar algunos de los síntomas del cáncer.

Apoyo a la apoptosis: Tiene efectos positivos sobre la apoptosis, un proceso natural mediante el cual las células disfuncionales o dañadas mueren, lo que ayudaría a eliminar incluso aquellas cancerosas.

Inhibición de la angiogénesis: Disminuye la angiogénesis, que favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos y provoca un mayor crecimiento de los tumores. Los Omega 3 podrían ejercer efectos inhibidores sobre este proceso.

Potenciaría la quimioterapia: Los Omega 3 podrían potenciar la efectividad y tolerabilidad de la quimioterapia al aumentar la sensibilidad de las células cancerosas a estos procedimientos.

Aliviaría algunos síntomas: Los pacientes con cáncer enfrentan complicaciones de dolor, depresión y síndromes paraneoplásicos. La ingesta prolongada de Omega 3 puede mejorar los parámetros clínicos, biológicos y funcionales de estos padecimientos, especialmente en pacientes con cáncer avanzado, elevando así su calidad de vida.

Estos ácidos grasos se consideran inmunonutrientes y son comúnmente utilizados en la terapia nutricional de pacientes con cáncer debido a sus amplios efectos biológicos. Sin embargo, la especialista destaca la importancia de recordar que los Omega 3 no deben considerarse como una cura definitiva, sino como parte de una estrategia integral que incluya hábitos de vida saludables y tratamientos médicos convencionales.

Por otra parte, es esencial que las personas consulten a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en su dieta o tratamiento médico, especialmente si están lidiando con el cáncer.

Simples exámenes que ayudan a prevenir dos de los cánceres que más han aumentado en Chile.

 

Cáncer colorrectal y de pulmón.

Recientemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que los casos de cáncer
aumentarán un 77% en 2050 respecto a 2022. Una preocupante proyección dadas las
actuales estadísticas.
Por ejemplo, el cáncer colorrectal aumentó considerablemente en la última década entre
adultos de 25 a 49 años, cuando antiguamente, esta patología solía verse pasados los 50
años.
El consumo excesivo de carnes rojas así como de alimentos ultra procesados, además de
la obesidad, el abuso en la ingesta de alcohol y el tabaquismo están entre los factores de
riesgo que explican el alza de pacientes con esta enfermedad.
La buena noticia, es que este tipo de cáncer se puede prevenir y, para ello, no hay que
desembolsar grandes sumas de dinero en exámenes ni complejos procedimientos. Se trata

del Colon Check, un examen que se realiza a partir de una pequeña muestra de heces en
busca de sangre oculta, evidencia que puede advertir de una lesión intestinal y, por
consiguiente, el riesgo de desarrollar un futuro cáncer colorrectal.
Desde el Centro del Cáncer de Clínica Las Condes explican que, “si el Colon Check resulta
positivo, recién ahí se envía al paciente a realizar una colonoscopia, procedimiento más
invasivo y que requiere anestesia. En cambio, con el Colon Check basta con dos pequeñas
muestras de deposiciones que el paciente se puede tomar en su casa y luego traerlo al
laboratorio para estudiarlo.”
Esta prueba está diseñada para ser aplicada en pacientes sin síntomas gastrointestinales y
que no tengan antecedentes familiares de cáncer colorrectal.
Por otra parte, el cáncer de pulmón es el que provoca más muertes al año a nivel mundial
y en Chile, lidera los decesos con más de 3.500 fallecimientos. Desde el Centro del Cáncer
de Clínica Las Condes, explican que el cáncer de pulmón es más frecuente en hombres y
en personas mayores a 60 años. Sin embargo, en los últimos años se ha observado un
aumento de casos en personas jóvenes y en pacientes no fumadores. De ahí la
importancia de anticiparse.
Para ello es fundamental pesquisarlo en etapas iniciales mediante la detección de lesiones
visibles (nódulos pulmonares) realizando una Tomografía Axial Computada de Tórax (TAC
de Tórax). La exploración es rápida, indolora, no es invasiva y es precisa.

“La detección precoz y la prevención son clave para disminuir la tasa de mortalidad del
cáncer más letal a nivel mundial. Si un paciente presenta historial importante de
tabaquismo, se sugiere estudio imagenológico con escáner de tórax de dosis baja desde
los 40 años”, comentan en el Centro del Cáncer de Clínica Las Condes.
Además, dentro de la prevención primaria, se recomienda evitar el tabaquismo activo y
pasivo, la exposición a radón, asbesto, arsénico y humo de leña. Se aconseja llevar una
dieta saludable y realizar ejercicio al menos 30 minutos al día como prevención primaria.

¿Comer chocolate es bueno para la salud? Conoce siete beneficios de su consumo

 

La porción ideal varía entre 10 a 15 gramos diarios, una cantidad que se puede traducir en beneficios para la salud. Sin embargo, los expertos advierten sobre la importancia de considerar las patologías de cada persona.

Cada 1 de febrero se celebra el Día Mundial del Chocolate Negro, un alimento con origen en antiguas civilizaciones, que destaca por contener hasta 80% de granos de cacao y que ha sido objeto de múltiples estudios científicos que respaldan sus positivas propiedades para el bienestar general.

Natalia Díaz, nutricionista y docente de la Universidad del Alba explica que “la mayor parte de los beneficios para la salud asociados al consumo de chocolate negro se atribuyen a las variedades que cuentan con un alto contenido de cacao, es decir de 60% o más, que son considerados de mayor calidad”.

La profesional explica que las porciones recomendadas generalmente varían entre 10 a 15 gramos diarios, equivalentes a dos cuadros. En esa línea, argumenta que “a pesar de que se trata de un alimento bastante completo, el consumo debe adecuarse a las necesidades individuales de cada persona y teniendo en cuenta las patologías existentes. Por ejemplo, el chocolate amargo sin azúcar se puede recomendar a pacientes con restricción de azúcares”.

A continuación, la nutricionista detalla algunos de los potenciales beneficios para la salud asociados al consumo moderado de este alimento:

Protege el corazón y reduce el riesgo de infarto agudo al miocardio.
Activa positivamente el ánimo.
Es una buena fuente de fibra.
Contiene minerales esenciales como fósforo, calcio, potasio, sodio, magnesio, zinc y cobre.
Posee vitaminas A, B y E.
Reduce la presión arterial, el colesterol total y el colesterol LDL, comúnmente conocido como “malo”.
Contiene compuestos polifenólicos, antioxidantes naturales que aportan a la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles y desempeñan funciones biológicas fundamentales como antitrombótica (previene la formación de coágulos), anticarcinogénica (previene el cáncer), antidiabética (regula los niveles de azúcar en la sangre), antiinflamatoria y anti obesogénica.

Día mundial contra el Cáncer:Caja de compensación realizará más de 8 mil preventivos oncológicos durante 2024

 

A través de clínicas móviles que se desplegarán a nivel nacional, La Araucana se
comprometió a ampliar su cobertura en exámenes preventivos incluyendo mamografías,
pesquisa de VPH y test de antígeno prostático gratuitos a nivel nacional.
 A diario, un gran número de personas en todo el mundo recibe un diagnóstico de
cáncer que transforma su vida. Chile no es una excepción ya que, en los últimos cinco años, las
enfermedades oncológicas han aumentado su incidencia en la población, convirtiéndose en la
principal causa de muerte en el país.
Considerando este panorama y en el marco del Día Mundial contra el Cáncer, conmemorado cada 4
de febrero por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Caja La Araucana ha realizado un balance
de sus operativos preventivos oncológicos junto a la Fundación Arturo López Pérez (FALP) y asumió
el compromiso de intensificar su impacto positivo a nivel nacional durante el año 2024.
Francisco Sepúlveda, gerente general de Caja La Araucana, señaló que “asumimos el desafío de
seguir potenciando nuestros beneficios en materia de salud, sobre todo entendiendo la relevancia
que tiene acercar los exámenes preventivos. Queremos que nuestros afiliados encuentren en La
Araucana una oportunidad para potenciar su autocuidado y dedicarse el tiempo que, en muchas
ocasiones, queda postergado. Estamos muy contentos de volver a trabajar junto a FALP y de llevar a
los rincones de nuestro país más de 8 mil exámenes oncológicos que, sin duda, serán de gran
provecho”.
Por lo mismo, la caja de compensación ha anunciado la realización de 4.700 mamografías gratuitas
en todo el país durante este año, a través de sus clínicas móviles. El acuerdo con la institución
oncológica pretende acercar el examen a mujeres de todas las regiones del país, prestando especial
atención a las rurales con menor accesibilidad.
En este sentido, la institución se ha propuesto beneficiar a 1.700 mujeres más en comparación con
los resultados alcanzados en 2023, iniciando el tour de exámenes durante esta semana. Cabe
destacar que la institución se encuentra recibiendo inscripciones, por lo que aquellas pensionadas y
trabajadoras afiliadas que deseen realizar el examen, podrán registrarse en su sucursal más cerca o
contactando a su ejecutivo/a de la caja.
Por otra parte, para este año, La Araucana ha expandido su cobertura de exámenes preventivos,
incorporando la realización de 3.500 pruebas de Virus del Papiloma Humano, que puede causar
cáncer cervicouterino y de orofaringe, junto con 200 pruebas de antígenos prostáticos.
Para obtener información sobre la programación de los exámenes preventivos en colaboración con
la FALP, los afiliados y afiliadas pueden acceder al sitio web www.laaraucana.cl.

Día Mundial Contra el Cáncer: médicos alertan 10 factores de riesgo a tener en cuenta

 

La Sociedad Chilena de Medicina Familiar destaca que la prevención de esta enfermedad debe abordarse de manera integral. Esto implica considerar no sólo los aspectos físicos, sino también los psicológicos, sociales, culturales e incluso espirituales.

 Este domingo 4 de febrero se conmemora el Día Mundial contra el Cáncer de la OMS, con el objetivo de aumentar la conciencia sobre sus alcances, fomentar la prevención y promover la detección temprana, entendiendo que las cifras en torno a esta enfermedad son complejas. En la actualidad, el cáncer es la segunda causa de muerte a nivel global, y desde 2019, se ha erigido como la principal causa de decesos en Chile.

 La situación, ya de por sí compleja antes de la irrupción del COVID-19, experimentó un agravamiento durante la pandemia, dado que los sistemas de salud priorizaron la atención del coronavirus. De hecho, el Centro de Prevención y Control de Cáncer (Cecan) estimó que las defunciones asociadas a enfermedades oncológicas, imputables a demoras en los procesos diagnósticos y terapéuticos, excederían las 7.000 entre los años 2022 y 2023. Es por esto que la prevención y el autocuidado pasan a tomar un papel preponderante.

 Para la doctora Rossana Betancur, de la Sociedad Chilena de Medicina Familiar (Sochimef), este contexto plantea desafíos importantes en cuanto al autoconocimiento, “ya que la integralidad de la salud es el bienestar biológico, psicológico, social, cultural y espiritual”.

 De esta forma, explica la especialista, la prevención no debe ser sólo física. También debe enfocarse en lo espiritual, creando ambientes protegidos; en lo emocional, reconociendo sentimientos y compartiéndolos para evitar situaciones de estrés; y también mental, cuidando la calidad de los pensamientos, orientándolos hacia acciones de bienestar.

 En cuanto al aspecto físico, la doctora Betancur explica que es importante reconocer dolencias o dificultades funcionales recientes, además de estar informados sobre antecedentes familiares de cáncer y adoptar una alimentación saludable. “También es clave realizar actividad física y garantizar un sueño continuo y reparador”, detalla la especialista.

A QUÉ PONER ATENCIÓN

Por lo anterior, se hace necesario estar atentos a los factores de riesgo. Los cánceres más prevalentes a nivel global son los de mama, pulmón, próstata y colon. Aunque la probabilidad de desarrollarlos aumenta con la edad, se observa que algunos están surgiendo en edades más tempranas y con mayor agresividad, como cánceres gástricos.

 En este contexto, la doctora Rossana Betancur detalla 10 factores de riesgo -desde lo general a lo particular- a los que se debe prestar atención:

  Estrés crónico: independientemente de su origen, combinado con la falta de redes de apoyo por parte de personas cercanas, puede contribuir a esta enfermedad.

 Trabajar en zonas industriales: o el manejo de plaguicidas sin la adopción de medidas de protección o seguridad, así como la incertidumbre sobre si estos productos cumplen con normas estandarizadas para el contacto con seres vivos.

 Baja calidad de educación: esto impide acceso a información y favorece una vida estresante vinculada a deserción escolar, trabajo mal remunerado, por consiguiente mala alimentación, pocos accesos y dificultades en general.

 Antecedentes familiares: cuando un individuo tiene parientes cercanos, como padres, hermanos o hijos, que han sido diagnosticados con ciertos tipos de cáncer, se considera que hay antecedentes familiares de cáncer.

  Pocos accesos: un bajo acceso a la salud de manera oportuna impide la detección temprana, limita el acceso a servicios preventivos y restringe el tratamiento oportuno.

  Edad y sexo: Al tener mayor esperanza de vida, aumenta la probabilidad de desarrollar uno o más cánceres. Algunos tipos de cáncer afectan de manera desproporcionada a hombres o mujeres. Por ejemplo, el cáncer de próstata y el cáncer de mama.

 Mala alimentación: la ingesta de alimentos procesados dificulta la defecación, por lo que las toxinas en el intestino permanecen más tiempo. Esto puede favorecer, por ejemplo, la aparición de problemas en colon e incluso cáncer en este órgano.

 Poca actividad física: realizar ejercicio constante y de manera sistemática es una buena forma de protegerse de los factores anteriormente señalados.

 Hábitos dañinos: el alcohol, el tabaquismo, entre otros, están vinculados a alteraciones celulares, daño sistémico y aumentan probabilidad de desarrollar diversos tipos de cáncer.

  Predisposición genética: algunas personas tienen una susceptibilidad genética inherente que las hace más propensas a desarrollar ciertos tipos de cáncer. Estas variantes genéticas pueden aumentar el riesgo debido a alteraciones a procesos biológicos críticos.

Entendiendo todo lo anterior, la especialista de Sochimef llama a informarse sobre la existencia del Examen de Medicina Preventiva (EMPA) que se realiza a adultos, evaluando hábitos y pesquisando enfermedades. Asimismo, se sugiere acudir a centros de salud si persiste algún malestar por más de tres meses.

 “También es importante promover la vacunación contra el virus del papiloma en la infancia para prevenir el cáncer cervicouterino en la adultez, así como garantías de atención, como la colecistectomía preventiva del cáncer de vesícula biliar (GES). Una persona informada, acompañada y empoderada de su salud puede enfrentar de manera más efectiva la prevención, presentación o desarrollo de un cáncer en su vida”, puntualiza.