Menu

 

 

 

 

A+ A A-

 

Los involucrados arriesgan penas que van desde los tres años de presidio y/o el pago de una multa de dos millones de pesos por el delito consumado de contrabando previsto.

La vitrina que otorgan las redes sociales para la venta de productos ilegales ha dado como resultado que el negocio de los cigarrillos de contrabando se desplace también a estas plataformas, con el fin de hacer mayores transacciones en menos tiempo.

Gracias a las investigaciones online, personal de Carabineros de Chile de la 4ta Comisaría de Quillota dio con el paradero de dos usuarios de Facebook que ofrecían estos productos ilegales a través de la popular red social, donde uno de ellos portaba 860 cajetillas de contrabando y la segunda involucrada mantenía en su poder 340 de los ejemplares.

Ambos sujetos hoy se encuentran a disposición de la Fiscalía de la ciudad, donde arriesgan penas que van desde los tres años de presidio y/o el pago de una multa de dos millones de pesos por el delito consumado de contrabando previsto.

Bajo esta línea, Carabineros ha desarrollado un plan para la detección del contrabando de cigarrillos, donde ya se registran 228 casos de este tipo, a nivel nacional, durante 2018.

El plan para la incautación

Tras un mes de seguimiento, se inició un procedimiento policial que culminó con el allanamiento del inmueble ubicado en la ciudad de Quillota y la fiscalización de un vehículo distribuidor de cigarros de contrabando en el Parque Aconcagua de la comuna.

Como resultado del operativo, se decomisaron 1.202 cajetillas de cigarros ilegales valoradas en casi dos millones de pesos. La mercancía fue enviada al Servicio Nacional de Aduanas para los trámites correspondientes.